MONÓLOGOS DE BODAS

Generalmente, las bodas son un tostón y sólo se animan cuando llega la barra libre o cuando pasan situaciones como estas:

Aquí igual es que el cura había comido ajo. O que el discurso del cura echaba para atrás. Porque los discursos también son más aburridos y más pesados que Ismael Serrano con resaca. Pero nosotros tenemos la solución para que en tu boda o en tu despedida de soltera los invitados y los novios acaben todos partiéndose de risa como pasa aquí:

Normal que se rían porque esos calzoncillos, no es que sean feos es que los llevas a los contenedores de Cáritas y te los devuelven sin tocar… que no los quieren ni para trapos.

La diferencia es que nosotros para que os riáis no nos vamos a bajar los pantalones ni siquiera en la despedida de soltera. Os vamos a hacer reír con un monólogo original y personalizado sobre los novios y sobre la vida de los novios, ¿quieres que los novios se rían con un monólogo de hable de las anécdotas de sus vidas? ¿Sois los novios y queréis que los invitados se lo pasen bomba? Pues tenéis dos opciones: una llamar al de los pantalones y que se los baje en vuestra boda. Y dos: contratar un monólogo informándoos aquí.

Anuncios