MONÓLOGO DEL DÍA: rotondas [POR CONTENIDOS CREATIVOS]

Aún te encuentras de vez en cuando a algunas personas que dicen: “Si Franco levantara la cabeza…” Pues si Franco levantara la cabeza diría: “¿Y para qué tantas rotondas?” Y también diría: “¿El Pocholo ese no será mi nieto, verdad?” Pues sí, y eso se nota a la legua, porque si tú ves a Pocholo te pone nervioso porque no para quieto ni un segundo y eso indica que es nieto de Franco. Más que nada porque se nota que los dos son de “el Movimiento”.

Pero quedémonos con lo de las rotondas porque no es que a la gente se le ha ido la olla haciendo rotondas, es que ya de por sí son tan feas que al verlas se te ponen los pelos de punta. Vamos, como si las hubiera hecho Calatrava. Aunque cuando realmente se te ponen los pelos de punta es cuando ves lo que ha cobrado Calatrava por un puente… que ni un dentista te clava tanto por un puente. Pero lo peor no es que sean feas, es que para tapar su fealdad, han construido encima de las rotondas monumentos más feos aún para que no se note. Es como si un feo se maquilla con plastidecores para no parecer tan feo: pues es un despropósito encima de otro.

Y no hablamos por hablar (en este caso, escribir por escribir) vayamos a los ejemplos porque solo en Madrid podemos ver unos cuantos monumentos que hacen que ni te fijes en las rotondas. Las primeras son “Las Meninas”, en Leganés.

foto 3

Que no es que sean un horror, es que ni siquiera lo han hecho bien, que a una Menina le han puesto chorra. Eso o que pillaron de modelo a Anne Igartiburu. Vamos a Boadilla del Monte porque allí tenemos al “Oso de Gominola”.

foto 5

Que esta foto se llama: “¿cómo podemos joderle la vista a los de los chalets de al lado?” Si es que hasta el oso parece que está sangrando porque le duele ser tan feo. Atención porque si no habéis ido nunca a Orusco de Tajuña, tranquilos que os llevamos para que veáis “Las bolas de chocolate”.

foto 6

O también llamadas: “Las cagarrutas de una cabra pegadas una encima de otra”. También pensaron llamarle a este monumento “Los Huevos Kinder”, porque Kinder era el apellido del diseñador y tuvo los huevos de hacer esto… y los del Ayuntamiento de pagarlo. Vamos a Getafe a ver, “El Somier”.

foto 9

Se llama el somier porque el arquitecto se durmió y cuando tuvo que entregar el diseño hizo lo primero que pilló. La llamaron el somier pero también la podrían haber llamado “un cacho de montaña rusa” o “con lo valorado que está el cobre esto va a durar poco en la rotonda”. Y por último, en Alcalá de Henares, la tierra de Cervantes, está el monumento al “Quijote gigante”.

foto 10

Concretamente es un monumento al Quijote Gigante y al ovni abduciendo una gasolinera.

Si quieres que escribamos para ti infórmate aquí.

Si quieres un discurso para una boda,humorístico, emotivo, o mezcla de los estilos, aquí.

Si quieres un monólogo de humor para una despedida de soltero/a o boda, aquí.

Si quieres un vídeo personalizado, aquí

Anuncios