MONÓLOGO DEL DÍA: NOMBRES [POR CONTENIDOS CREATIVOS]

El post de hoy se llama “Nombres” pero se podía haber llamado “Padres cabroncetes”, aunque nosotros no hemos sido tan malos como ellos porque tal y como han bautizado a sus hijos se lo podrían haber pensado mejor antes de arriesgar a que, con esos nombres, les pegaran collejas en el colegio aunque no hubiera latin kings ni nada.

batman roberto

Un gran nombre aunque, viendo su cara más que Batman le pega ser barman.

hastag follow

Un nombre muy tecnológico que su hijo no pondrá en favoritos. Es más, por haberle llamado así es posible que el hijo cuando crezca les haga un unfollow a los padres. Vamos, que los mandará al asilo. Los niños necesitan un nombre que les dé confianza a ellos mismos.

mister rambo

Aunque tampoco tanta porque con este nombre los que pueden llegar a pronunciar lo de “No siento las piernas” son los padres porque se las partan por esta elección. Pero aún puede ser peor.

jack daniels

Un cachondeo de nombre. Imagínate que es alcohólico (que el nombre incita bastante) y que fuera Alcohólicos Anónimos porque las charlas empezarían: “Hola, me llamo Jack Daniels y llevo tres semanas sin probar el alcohol”. Y dirán: “Claro, y yo me llamo Ana Botella y llevo tres semanas sin estudiar el inglés… bueno, quien dice tres semanas dice tres añoNUNCA”. A lo que Jack Daniels respondería: “¿Y qué haces en Alcohólicos Anónimos, Ana Botella?” Y ella: “He venido con mi marido”. “Ah, ¿tu marido el alcohólico?” Y ella: “No sé, pero a él no le tienes que decir cuántas copas de vino se tiene que tomar”. En resumen: a los niños hay que ponerle un nombre más dulce, más inocente, más de cuento o de película de dibujos…

disney landia

Aunque tampoco que pasarse porque, como en este caso, corres el riesgo a que la chica más que princesa Disney sea princesa de barrio… o de polígono. Aunque hay quien se pasa de culto.

shakespeare mozart

Aquí los padres pensaron: si en la familia somos unos zotes –sólo hay que mirar cómo ponemos nombres- pues para evitar eso le ponemos al niño un nombre de un escritor, de un músico y de un astronauta y seguro que algo bueno pilla. No es mala teoría (por animarles) pero se les olvida que el niño puede pillar lo de otro Armstrong (ciclista) y tomarse las pastis como si fueran juanolas. Aunque el colmo de los nombres y, en este caso de la maldad de los padres, creemos que es este:

rey follador

Es más fácil ponerle directamente Juan Carlos. O Antonio. O Marcos. O Julio. O cualquier otro nombre que al niño no le humille, la verdad.

Si quieres que escribamos para ti infórmate aquí.

Si quieres un discurso para una boda,humorístico, emotivo, o mezcla de los estilos, aquí.

Si quieres un monólogo de humor para una despedida de soltero/a o boda, aquí.

Si quieres un vídeo personalizado, aquí

Anuncios