SPOILEA2

Hoy vamos a hablar de lo peor que le puede pasar a cualquier serie de televisión, después de que el guión sea de Ana Obregón: los spoilers.

Los spoilers, para el que no lo sepa, son lo que toda la vida se ha llamado…  «que te jodan el final». Pero no que te lo jodan los productores ejecutivos porque se les ocurra que Marcial muera o que todo sea un sueño de Resines, ¿eh? Es que te lo joden los fans de la serie porque te lo desvelan.

BB

Y todo esto viene porque anoche terminó Breaking Bad (tranquilos, que no la voy a reventar, más que nada porque empecé a verla ayer) y hoy la gente está más inquieta que la bragueta de Pipi Estrada. Muchos fans incluso han tomado la decisión que debería haber tomado Toni Cantó hace meses: no entrar en Twitter. Pero yo no lo voy a hacer, porque prefiero no perderme los tweets de Sergio Ramos aunque tenga que enterarme de que en el último capítulo de Breaking Bad todos se quedan calvos. Y es que para mí lo importante de una serie no es que el final sea malo, como ocurrió en Lost, Dexter o Los Serrano, sino lo que se disfruta por el camino (sí, hay quien ha disfrutado mucho con Los Serrano. Vamos, yo cuando me enteré de que en la segunda temporada Resines y Bonilla tenían otro hermano que era Alfredo Landa pensé: “Madre mía, ¿quién será el padre de Resines, Bonilla y Alfredo Landa: Paco Martínez Soria?)

Pero la vida está plagada de spoilers y tenemos que aprender a vivir con ello. Por ejemplo, el horóscopo, que le quita emoción al día a día. Si ya te despiertas sabiendo que como Neptuno va a influenciar en tu signo hoy te reencontrarás con un viejo amigo del pasado, pues luego ya no te sorprendes. O cuando fui a la boda de mi hermana, que nada más entrar en la Iglesia y ver al Cristo ahí crucificado, me jodió un montón, porque no había terminado de leerme la Biblia (ni terminado ni empezado, pero ya para qué, si sé que el prota muere al final)

En fin, que los spoilers cotidianos no se pueden evitar, pero los de las series de televisión sí. Así que hoy que todo Twitter estará hablando del final de Breaking Bad (bueno, Toni Cantó no, él ahora mismo está flipando con el final de Verano Azul) os recomiendo que os descarguéis la aplicación “Spoiler Shield”. La aplicación hace que, cuando en el timeline de tu Twitter aparecen palabras relacionadas con la serie en cuestión, automáticamente se muestran sombreadas en negro. Así conseguiréis poder entrar en Twitter y saber si Alejandro Sanz ha salvado ya los polos y que nadie os desvele el final de vuestras series. 

SERIA2

Si la semana pasada Esperanza Aguirre, la mujer cuyo recuerdo estará siempre presente… en nuestros billetes de metro, hablaba de catalanizar España, nosotros hoy vamos a españolizar las grandes series de televisión norteamericanas. Y es que anoche se celebró en Estados Unidos la 65 edición de los premios Emmy.

¿Os imagináis cómo serían Dexter, Breaking Bad, The Big Bag Theory, etc, si se rodasen en España? Para empezar, se rodarían media hora tarde porque el equipo técnico habría salido de fiesta la noche anterior. Y también se rodarían en cuatro horas porque el presupuesto sólo permitiría contratar cuatro horas al equipo técnico. Pero además…

-Si Breaking Bad fuera española, Walter no podría dar clases de Química en un instituto porque todos los alumnos estarían en huelga protestando por los recortes de Wert.

-Si Dexter fuera española, el asesino en serie más querido por todos sí que se habría tirado a su hermana… pero al final todo habría sido un sueño de Resines. Y, además, Dexter para cargarse a la gente a lo bestia, no usaría un cuchillo, se haría presidente y subiría el IVA.

-Si Lost fuera española, normal que el avión se estrellara porque hubiera sido de Ryanair.

-Si How I Met Your Mother fuera española, los niños no habrían estado cinco años sentados en un sofá escuchando las historias de su padre, porque a los cinco minutos les habrían llamado sus amigos para ir al botellón.

-Si The Big Bang Theory fuera española, se rodaría en el INEM que es donde están en nuestro país todos los científicos listos (y los tontos también).

-Si Mad Men fuera española, Don Drapper tendría una idea revolucionaria para un spot publicitario: Carmen Machi anunciando bífidus.

-Si Glee fuera española, en vez de formar una banda de música, formarían una banda de latin kings.

-Si Modern Family fuera española, las escenas no cambiarían de una casa a otra porque las tres familias estarían desahuciadas.

Y ahora si queréis, podéis proponernos más ejemplos de series españolizadas a través de Twitter utilizando el hashtag #seriesespañolizadas o mencionando a @contcreativos para que nos llegue y podamos retuitear las mejores.