MONÓLOGO DEL DÍA: destitui2

Una de las noticias del día es que el país se queda sin director… no hablamos de que España se quede sin director… porque Rajoy nunca lo ha sido y Merkel no es director, que tanto bigote no tiene. En todo caso, directora. Pero hablamos de que el diario El País va a cambiar su director porque al parecer el Grupo Prisa quiere intentar un acercamiento al Gobierno y el Gobierno piensa que su director, Javier Moreno, tampoco tiene que preocuparse mucho porque seguro que algo tendrá ahorrado y si no, que se hubiera hecho facha.

Lo cierto es que en las últimas semanas se han cargado al director de “El País”, al director de “La Vanguardia” y al director de “El Mundo”… pero a los directores de bancos bien que no se los cargan. Eso sí, lo de Pedro Jota está bien merecido porque seguro que le coló al Gobierno una suscripción de un año a Orbyt y se han mosqueado más que Rajoy cuando va a una farmacia y le dicen que no queda Farmatint.

En el tema de los directores de periódicos a nosotros nos parece que lo están haciendo fatal porque se están cargando a todos los directores menos al del periódico que más molesta: el ABC… que es el periódico que más jode porque va con grapa y la gente se corta al pasar la página.

Si quieres que escribamos para ti, entra en Comedia.

DESPEDI2: LA PERIODISTA MARINA SCHIFRIN

Hoy vamos a hablar de esas personas que si hacen bien su trabajo desempeñan una gran labor social, y si lo hacen mal son Paco Marhuenda: los periodistas.

Y es que nos ha llamado mucho la atención el vídeo de la periodista que ha renunciado a su puesto de trabajo mediante un animado baile, porque… no sabíamos que todavía quedaran periodistas con empleo.

La chica en cuestión se llama Marina Schifrin…

-¡Salud!

-¡Gracias!

…  y harta de sacrificar su vida personal por un trabajo donde se sentía infravalorada, fue al único lugar donde sabía que no se iba a encontrar a su jefe, la oficina, para dimitir de esta forma tan divertida:

¿Habéis visto cómo se mueve? Esto lo hace el Rey y está lloviendo titanio un mes. Pero lo curioso del caso es que el trabajo de Marina consistía en crear vídeos que se convirtieran en virales porque su jefe estaba obsesionado con conseguir muchas visitas y el suyo lleva ya 5.393.810. Y ahora 5.393.811. Y ahora 5.393.812. Esto sí que es un “¡zas, en toda la boca!”, y no lo de las pelis de Nacho Vidal.